6 de diciembre de 2010

Pensamientos de la Biblia - Devocional

SALMO 101. QUIERO OBRAR CON RECTITUD

Voy a cantar la bondad y la justicia:
tocaré para ti, Señor;
cantaré tu perfecto proceder:
¿cuándo vendrás a mí?
Quiero obrar con rectitud.


Algunos comentaristas indican que este salmo, escrito por el rey David, de alguna manera refleja una declaración programática que cualquier monarca debería de seguir. A lo largo de las diferentes estrofas del poema se van indicando las acciones, tanto positivas -haré- como negativas -dejaré de hacer- que el rey llevará a cabo por medio de su gobierno.

Yo no soy rey ni tengo ninguna posibilidad de serlo, sin embargo, puedo hacer mía la enseñanza del salmo. La motivación del poeta para obrar con rectitud, con integridad, con justicia es precisamente el perfecto proceder de Dios.

Dicho de otra manera más simple: ya que nuestro Señor es un Dios justo, yo debo obrar con justicia integridad y rectitud. Obrar de este modo significa para mi desarrollar mi propio programa de acción que llene mi estilo de vida de rectitud e integridad y busque y promueva ambas cosas en todos los ámbitos en que yo me mueva y actúe.


Un principio

Si mi Dios es recto, yo debo andar en rectitud.

Una oración

Por los que sufren a causa de las inundaciones en Colombia.



Estos devocionales son tomados con autoriazación de Felix Ortiz de su Blog.

Otros devocionales anteriores que puedes leer.
SALMO 100. PORQUE EL SEÑOR ES BUENO
SALMO 99. SANTO Y JUSTO
SALMO 98. ¡VENGA TU REINO!
SALMO 97. DIOS ODIA EL MAL
SALMO 96. HABLA DE DIOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada