28 de abril de 2011

Producción, Mucho por Descubrir Por: Juan Gabriel Feitoza Altamirano


La producción de eventos y/o actividades es todavía un campo en desarrollo parar la iglesia. Es cierto que hay muy buenos eventos, bien producidos y organizados, sin embargo, la realidad de la iglesia en general no es la misma en todas partes. Hay todavía mucho pan por rebanar, y toda una legión de creativos cristianos que, bien organizados y equipados, podrían ser sumamente influyentes en lo que a pastoral juvenil se refiere.

La televisión cristiana, por ejemplo, requiere un nuevo impulso en producción y postproducción. El tema de realización aún es algo que se conoce poco o nada y esto influye a que se quiere invertir poco en la misma. Por tanto, al haber poca inversión hay pocos profesionales que quieran participar e involucrarse.

El tema de producción de eventos no es igual en las diversas realidades de la iglesia. Hay lugares donde la inversión produce buenos resultados, pero hay otros donde se olvida que la creatividad es la mejor arma, y al no contar con los recursos necesarios se producen reuniones “previsibles y aburridas”.

Para poder producir cosas de calidad es necesario tener en cuenta 5 puntos:

1. Tu creatividad es la mejor arma.
Es necesario que trabajes en base a creatividad, una reunión, eventos o lo que quieras producir no necesita de lo último en tecnología. Es más, he tenido la oportunidad de estar en reuniones con multimedia y videos carentes de sentido y propósito. Debes usar la creatividad que Dios te dio, pero ser creativo no significa inventar cosas nuevas de la nada, sino que es tomar una buena idea y adaptarla a tu contexto. Para poder producir cosas de calidad se necesita trabajo, es importante que te sientes, evalúes y pienses, eso requiere tiempo.

2. Trabaja en equipo.
Un grave error que puedes cometer es trabar solo. Necesitas un equipo para producir buenas cosas, varias cabezas piensan mejor y te darán mejores ideas. Además esto servirá para desarrollar liderazgo en la gente de tu equipo.

3. No improvises.
Las buenas producciones se realizan con tiempo. Si quieres hacer las cosas sin un antes, durante y después cometerás muchos errores. Por eso te mencioné el tiempo en el primer punto. Es sumamente importante que planifiques, ahí es donde tu equipo jugará un rol importante.

4. Ensaya.
Mortalmente importante. Si hay música, si hay juegos, si hay teatro y no hay ensayos la reunión tendrá una bomba de tiempo difícil de desactivar en el momento, ni Swat podría ayudar en ese momento. Aún el tema de decoración debe ser bien pensado y planificado.

5. Dios está bajo el control de todo.
Recuerda que a diferencia del mundo nosotros trabajamos para Dios. Esto implica que no importa si tu reunión solo cuenta con una guitarra acústica, si Jesús está ahí, la gente saldrá diferente. Sin embargo, el trabajar para Dios debe significar que debemos dar lo mejor, por eso es importante los 4 puntos anteriores. Pero la falta de recursos no debe ser un impedimento para producir buenas cosas, sino un desafío para tu ingenio.

Un tip: Muchas veces poco es mucho, no llenes de colores la pared de tu reunión para que parezca “juvenil”, al contrario, puede terminarse viéndose muy feo. Sé sobrio al decorar, pero con buen gusto, esto dará una sensación de buena decoración y orden.

Otro tip: Ten en cuenta este dicho del marketing: “Copiar no es malo, solo copiar es malo, copiar y mejorar es lo correcto”.

Espero haberte ayudado a que puedas producir actividades y eventos de calidad y relevantes para una generación de jóvenes caracterizados por lo visual y multimedia.

Este artículo es tomado de paralíderes.org donde puedes conseguir este y otros recursos valiosos para el trabajo en el ministerio juvenil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada