27 de diciembre de 2011

El dia de reposo y el cristianismo


Te compartimos la meditación  El día de reposo y el cristianismo, su origen y su importancia en la vida de un cristiano. Esperamos que pueda ser de gran ayuda y puedas reflexionar en el mensaje.

"En los Evangelios y Hechos, el Día de Reposo es frecuentemente mencionado en relación con los judíos. En el resto del NT es citado sólo en dos ocasiones (Col. 2:16; He. 4:4) para indicar su significado espiritual y tipológico. En estos dos pasajes no se afirma en absoluto que debamos observarlo, sino que en la institución sabática del AT podemos ver una imagen del reposo que espera al pueblo de Dios. Al haber sido comprados con la sangre preciosa de Cristo, todo nuestro tiempo y ser pertenece a Dios. Nadie debe ser juzgado por la observancia de una fiesta, de una luna nueva ni de Día de Reposo (Col. 2:16). En los primeros años de la Iglesia cristiana, había creyentes que seguían haciendo distinción entre días, en tanto que otros los estimaban todos iguales (Ro. 14:5); Pablo no desea que estas divergencias provoquen un quebrantamiento en el espíritu fraternal. Pero era también normal que la observancia legal del día séptimo dejara paso al reposo constante en Cristo, del que el reposo hebdomadario era sólo una sombra (Col. 2:17). Los que creen, entrarán en este reposo, en el que en principio ya están por la fe (He. 4:3), pero cuyo cumplimiento definitivo está aún en el futuro (He. 4:9).

Es deseable que, a fin de tener el tiempo libre deseado para poder asistir al culto (He. 10:25) y en vista de un buen equilibrio físico, los cristianos tomen el domingo como día de descanso, el día del Señor. Sin embargo, no se trata de un cumplimiento legal del cuarto mandamiento, que es de carácter ceremonial y no correspondiente a la dispensación de la gracia. La verdadera obediencia a Dios por parte del cristiano consiste en vivir todos los días en el reposo espiritual descrito en Hebreos caps. 3 y 4, permitiendo que el Señor sea quien obre en ellos y por medio de ellos."
 Sigue leyendo más sobre esta y otras meditaciones en paralideres.org 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada