24 de noviembre de 2010

Pensamientos de la Biblia - Devocional - Recuento de la Semana

SALMO 92. ANUNCIAR



Altísimo Señor,
¡Qué bueno es darte gracias
y cantar himnos en tu honor!
Anunciar por la mañana y por la noche
tu gran amor y fidelidad.


Esta introducción y tres estrofas conforman este salmo. La primera, expresa la alegría que Dios produce en la vida del creyente. La segunda, habla de los necios, su actitud y su futuro. La tercera, y última, expresan las bendiciones que, en contraste con el necio, recibirá el justo.

Este salmo me ha desafiado a pensar en qué modo mi vida proclama y anuncia el amor y la fidelidad de Dios. En primer lugar me ha hecho pensar si realmente lo estoy experimentando. He tenido que meditar sobre qué muestras o evidencias hay en mi vida, más allá de los tópicos típicos, de que el amor y la fidelidad del Señor son auténticas, genuinas, reales, no mera verborrea intelectual.

Pasado este examen, he tenido que preguntarme qué me impide proclamar y anunciar al mundo el amor y la fidelidad del Señor sobre mi vida y la de los míos. Pensaba que mucha gente a mi alrededor hace gala y se sienten orgullosos de cosas que causan vergüenza ajena, sin embargo, yo, en ocasiones, me siento intimidado y dejo de proclamar que nuestro Dios es fiel, misericordioso y todo amor. Está claro que algo no funciona bien cuando esto sucede.

Este salmo es un desafío a no avergonzarme y anunciar su amor y fidelidad.

Un principio

Anunciar a otros lo que Dios hace en nuestras vidas.

Una oración

El crecimiento del evangelio en Argentina.




Devocionales anteriores

SALMO 91. DECLARACIÓN DE CONFIANZA
SALMO 90. EL TIEMPO
SALMO 89. LA FIDELIDAD DE DIOS

SALMO 88. ABANDONADO

SALMO 87. SALVANDO LAS DIFERENCIAS


Este espacio es una versión para los líderes que quieran recurso de apoyo en su tiempo devocional, los contenidos son tomados del blog de Felix Ortiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada