25 de enero de 2012

Artículo - El David - ¡Dios nunca se rinde contigo!


Artículo por Eduardo Escobar

Todos conocemos la escultura de Miguel Ángel llamada "el David". Es una obra asombrosa llena de detalles y razgos perfectos. Sin embargo, esto no fue así siempre.

Hubo un tiempo en que el David no era más que una enorme piedra de mármol, sin forma pero dispuesta a ser moldeada.La piedra fue traída al taller. Pero el artista no era Miguel Ángel, sino Agustín Di Duccio.

Agustín trabajó sobre la escultura por un tiempo, quitaba trozo tras trozo del enorme bloque blanco. Un día se percató que había quitado más de lo debido, intentó solucionar la situación, sin embargo era imposible. Ese enorme pedazo de piedra había sido considerado inservible.

Tu vida es un bloque de piedra. Conforme pasan el tiempo varios "artistas" te moldean. Tus familiares son unos de ellos, y palabras como "eres un inútil" o "que bien lo hiciste" son cinceles que van moldeando tu rostro, tus sentimientos y tus acciones.

Otros "artistas" son tus amigos y novi@s. Experiencias de aceptación y rechazo son martillos y cinceles que van dando forma a tu cuerpo, tus facciones, y tus gustos.

Tú mismo eres un "artista". Tus sentimientos, ideas y convicciones moldean tu figura.

Sin embargo, igual que Agustín un día todos los seres humanos nos damos cuenta que hemos hecho de nuestro bloque de mármol, es decir de nuestra vida, un trozo de piedra inservible...

Continúa leyendo | El David - ¡Dios nunca se rinde contigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada