16 de enero de 2012

Nunca olvides para quien lo haces - Parte 1 - Recursos para líderes Juveniles


Reflexión por Boris Paz
A) Haces tu Ministerio para que otros te vean.
Quizás te has encontrado en un ámbito secular y has visto personas que le encanta que las vean, para que admiren lo que hacen y le reconozcan su esfuerzo, o quizás tú que lees este material te encuentres en esta situación, pueda que no importe cómo lo logres para que otros te vean, solo hay algo que puedes hacer, una y otra vez ir hacia Jesús.

Marcos 12:41-44 La ofrenda de la viuda

V.41 Jesús estaba una vez sentado frente a los cofres de las ofrendas, mirando cómo la gente echaba dinero en ellos. Muchos ricos echaban mucho dinero.
V.42 En esto llegó una viuda pobre, y echó en uno de los cofres dos moneditas de cobre, de muy poco valor.
V.43 Entonces Jesús llamó a sus discípulos, y les dijo:
Les aseguro que esta viuda pobre ha dado más que todos los otros que echan dinero en los cofres;
V.44 pues todos dan de lo que les sobra, pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir.
1. Si tú te fijas en el verso 41, Jesús observa cada acción de las personas, en este caso el de los ricos, pero veamos mucho más allá, El observa todo lo que hacemos y con qué intenciones lo hacemos, volvamos a lo de los ricos, lo único que deseaban los ricos es ser vistos, nada más, que la gente viera que de verdad ellos ofrendaban mucho.

Hazte esta pregunta lo que hago como líder, lo pongo en práctica para ser visto por ojos de otros o para Adorar a Dios.

2. Dos blancas, o sea, un cuadrante, monedas de cobre de muy poco valor. El lepton era la moneda griega de cobre más pequeña, equivalente a 1/128 de denario, y el cuadrante era la moneda romana más pequeña, equivalente a 1/64 de denario.

El Verso 42 me llena de mucha alegría porque es ahí donde se pone lo bueno de todo esto. Me encanta el comparar esta parte de la Biblia con la vida de un líder, porque la intención de nuestro corazón dice mucho de cuánto amamos a Dios y cómo lo hacemos, no hagas algo para todos te admiren, y si las personas a tu alrededor lo hacen, sólo recuerda esto, la Gloria siempre será para Dios. Salmo 115:1

3. En el V.43 leamos muy detenidamente esto, Jesús vio lo que la viuda había hecho, y no lo hizo para ser observada, y te puedes dar cuenta que Jesús ya lo sabía, es más te digo algo, se lo contó a sus discípulos, es más te voy a dar un tip, lo que hagas en secreto se te recompensará en público, pero no lo hagas por la recompensa, hazlo para Dios. Qué bueno es saber que lo que hacemos tendrá la aprobación de Dios si lo hacemos sólo para obedecerle y honrarle.

Mateo 6:1-4
(Biblia Dios Habla Hoy)
V.1-2 Por eso, cuando ayudes a los necesitados, no lo publiques a los cuatro vientos, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente hable bien de ellos. Les aseguro que con eso ya tienen su premio.
V.3 Cuando tú ayudes a los necesitados, no se lo cuentes ni siquiera a tu amigo más íntimo;
V.4 hazlo en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.
Si tú eres de los que piensan que nadie te ve, sigue así, en lo secreto, tu trabajo es importante para la obra de Dios.




4. En el V.4 Jesús da una observación acerca de la viuda y de los ricos, ¿en qué posición estás tú, en la que sólo El observa lo que haces? No importando qué hagas en tu iglesia o la posición que ocupes dentro de ella, El te observa y ve la intención con la que lo haces, además ve tu corazón, en el caso de los ricos, ellos querían ser vistos, y Jesús dice ellos dan de lo que les sobra y ella dio de su pobreza, lo dio todo. Si tu vida se compara con la de esta historia pero es la del rico, creo que deberías de pensar un poco en que está pasando, como decimos debemos de cambiar la actitud de nuestro corazón y enfocarlo en Dios, no en llamar la atención.

Preguntas
¿Estoy haciendo esto para que otros me observen?
¿Hago esto sólo para agradar a Dios?


Nunca olvides para quién lo haces.

Todo lo que tenemos Dios no los ha dado, talento, habilidades, recursos, a Él le pertenece todo, creo que su misericordia nos acompaña cada día a cada instante, el ser agradecidos/as con Dios por todo lo que nos da es una prueba de que estamos cerca de Él. Y si Dios nos ha puesto por líderes, y estar al frente de muchas personas, esto debería ser considerado un gran privilegio para nuestra vida, pero debemos de hacerlo para Él. No se trata de traer gloria a nuestra vida, sino que se trata de darle gloria y honra a nuestro Señor Jesucristo, Señor de la Iglesia.

No te pierdas la segunda parte.

Artículo tomado de Paralideres.org (Recursos para el ministerio juvenil)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada