31 de enero de 2012

Mayordomía - 9 características de un jóven maduro - Colección Pastoral Juvenil


Hoy continuamos con la seria de 9 Características de un jóven maduro, en ella vemos a la luz de la Biblia cuales son las características escenciales a ver con nuestros jóvenes para ayudarlos a alcanzar la madurez, y con ello la dependencia total, en Cristo.

¿Cómo identificamos o definimos a una persona madura? En nuestra opinión si miramos a Jesús podemos sacar conclusiones útiles, podemos ver rasgos de su manera de ser que deberíamos desarrollar en nuestras vidas. Nosotros pensamos que una persona madura en Cristo es aquella que da evidencia en su vida de las siguientes características: amor, Biblia, oración, Espíritu Santo, adiestramiento, compañerismo cristiano, evangelización, obediencia y mayordomía. Si nos fijamos, veremos que todas esas características son evidentes en el Maestro.

Otra de las características de la persona madura en Cristo es la mayordomía. Esta serie de 7 estudios acerca de la responsabilidad de todo creyente de reconocer que todo es propiedad de Dios y que nos ha nombrado administradores o mayordomos de nuestros cuerpos, del tiempo y de los bienes que ha puesto en nuestras manos, por lo que tendremos que darle cuentas a Él del uso que les damos. La finalidad de estos estudios es ayudarte a entender y aplicar algunas de las múltiples enseñanzas de las Escrituras relacionadas con este tema tan importante de la vida cristiana.

Mira el contenido de este curso

Presentación de la Serie Mayordomía
Bienvenido a esta serie de 7 estudios acerca de la responsabilidad de todo creyente de reconocer que todo es propiedad de Dios y que nos ha nombrado administradores o mayordomos de nuestros cuerpos, del tiempo y de los bienes que ha puesto en nuestras man

1 - Propiedad de Dios  
La Biblia nos enseña que los creyentes somos propiedad de Dios y por tanto nada de lo que poseemos –ni siquiera nuestra propia vida- es nuestro sino que le pertenece a Él.

2 - Todo lo que Somos y Tenemos Pertenece a Dios  
Somos administradores de nuestra vida y posesiones, éstas pertenecen a Dios y Él espera y desea de nuestra parte una buena administración de las mismas.

3 - La Mayordomía de la Lengua  
Nuestra lengua y nuestro corazón son dos aspectos básicos de la mayordomía de nuestro ser.

4 - La Mayordomía del Corazón  
Mi corazón –lo cual equivale a decir: mis motivaciones, mis actitudes-, mi vida interior en definitiva, es otro de los aspectos de mi ser de los cuales Dios espera una correcta mayordomía.

5 - La Mayordomía de Nuestras Posesiones  
La mayordomía del dinero no solamente implica el ofrendar una parte de nuestras ganancias, sino también la manera en que administramos el resto, y nuestra actitud global hacia el dinero.

6 - La Mayordomía del Tiempo  
Dios desea que utilicemos el tiempo de una manera sabia conforme a su voluntad.

7 - La Mayordomía como Estilo de Vida  
Hemos de hacer de nuestra mayordomía un estilo de vida, puesto que no sabemos cuándo seremos llamados a rendir cuentas de la misma.

Revisa las otras características de un jóven maduro:
Bíblia , Compañerísmo Cristiano, El Espíritu Santo, La obediencia, La Oración

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada