31 de octubre de 2011

No eres un accidente - Devocional

 
¿Alguien conoce un equipo de futbol Fiorentina?... es un equipo que juega en Italia en la ciudad de Florencia, pero no te voy a hablar de futbol (aunque me muero de las ganas) te hablaré de un hecho bastante curioso que cautivó mi atención, este equipo es conocido como los viola que en italiano es violeta (para los que pensaron otra cosa) pero nadie en el mundo dijo: ¡Ummm creemos un equipo de futbol y coloquemos el color “violeta”! un color como esos en las pasarelas italianas tal vez, pero para el futbol… no lo creo; cuenta la tradición que cuando el equipo fue fundado en 1926 su camiseta era de color blanco y rojo y tenía en medio el emblema de la ciudad, pero un día fueron a lavarla al río y la camiseta se destiñó de tal manera que la camiseta se volvió violeta.

¿Curiosa historia, cierto? Un accidente llevó a que la camiseta de un equipo de futbol cambiara su color, pero algo me parece muy curioso y ronda mi mente a cada segundo, ¿si fue un accidente, por qué no se remedió? ¿Por qué no se volvió al color original y punto? Sabes no fue un accidente que esa camiseta cambiara de color como tampoco es un accidente que estés leyendo este mensaje, como tampoco es un accidente que hayas nacido.


(Lee más devocionales para jóvenes)

Dice el Salmo 139:13-17: “Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!
Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.
Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.
¡Cuán preciosos, oh Dios, me son tus pensamientos! ¡Cuán inmensa es la suma de ellos!”


Naciste para brillar y aunque la presión del mundo diga que eres un accidente, puedes estar confiado de que antes de la fundación del mundo Dios juntaba su mundo de colores para ti, y nuestro Señor Jesucristo dio su vida para que hoy tengas vida y la tengas en abundancia (Juan 10:10).

-----

Tomado de la Sección de Devocionales en Paralideres.org - Participa con tus devocionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada